Seguidores

viernes, 4 de marzo de 2011

Algo de nieve




Hoy he visto nevar por primera vez en lo que va de invierno. No es un detalle sin importancia aunque lo de la nieve no lo había echado de  menos hasta que  he visto nevar. Viviendo en Madrid no se si es preocupante no ver la nieve hasta Marzo bien por su ausencia o por no haber ido a sitios donde poder tirar bolas. Ha sido así; me encontraba correteando por el parque a eso de las seis de la tarde y ha comenzado a caer algo. Al principio pensé que podría ser pelusa de alguno de los árboles raros que hay por aquí, pero en vista de que con el movimiento seguía cayendo pertinazmente, he caído en la cuenta.

Y aprovechando lo del acontecimiento del día, aprovecho para decir que la sesión de hoy ha consistido en carrerilla de 25 minutos, 3 kilómetros en 15 minutos y otra carrerilla de 20 minutos. Y a casa.

12 comentarios:

  1. Nos vamos a tener que comprar un trineo y unos perrillos a pachas.
    Nos vemos el sunday¡

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué efecto tendrán estas nieves tardías en el día de Mapoma? ¿más fresco o por el contrario el tiempo se dará un vuelco y hará un día de calor terrorífico?...ya estoy empezando a meter miedo.

    ResponderEliminar
  3. Lo que he echado de menos este invierno es precisamente correr con nieve, pero nada, aquí sufrimos el frío pero ni un triste copo.
    Buen entrenamiento!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Aunque desde hace tres años vivo en Madrid, nací en Avila, y cada día de invierno echo de menos el frío de allí y la nieve. Sobre todo la nieve.

    "Y, si, la pregunta obvia para todos nosotros –que lo teníamos todo, que no necesitábamos nada –fue qué nos atrajo de ustedes, qué fue lo que nos hizo sucumbir.

    Y la respuesta es sencilla.

    La respuesta es eso que ustedes tenían y nosotros nunca tuvimos.

    La respuesta es eso que ustedes llaman nieve. No podíamos dejar de mirar la nieve del mismo modo en que ustedes no pueden dejar de ver un cuadro, una escultura, una obra de arte.

    La nieve, la nieve, la nieve..."

    -Rodrigo Fresán, El fondo del cielo.-

    ResponderEliminar
  5. Yo odio la nieve porque es un peligro en forma de #$%&€ blanca. Lo principal es que impide salir a correr aunque hay muchos que lo hacen. Luego están las caídas, el frío atroz,...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Pues nada hay que encontrar la parte positiva a todo,y en este caso me quedo con que las nieves, nos cambian el aspecto de los sitios habituales de entreno, y así nos evade de la monotonia del entorno. Como diria la cancion esta tarde vi nevar, vi gente correr.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. A ver si con poco de suerte nos nieva el domingo, verás que risas nos pasamos.

    ResponderEliminar
  8. A abrigarse y cuidado con los resbalones. Saludos

    ResponderEliminar
  9. La nieve,a veces es tan bella como puñetera. Da gusto ver nevar, pero maldita la gracia que te hace que te caiga encima una buena nevada; da gusto tirar un par de pelotitas de nieve, pero que horror si te las tiran a ti; da gusto oir el crujido de la nieve virgen que nadie ha pisado, pero que asco de suelo cuando lleva varios días y está medio helada y sucia...
    En fin, que para un rato que maravilla, pero solo un ratito, eh!

    ResponderEliminar
  10. correr sobre (y bajo) la nieve es una experiencia estupenda (a pesar de los riesgos)... pero cuando cae agua-nieve, o llueve, y luego graniza... en fin, que eres un héroe.

    ResponderEliminar
  11. Donde esté la primavera que se quite la nieve y el frío. ¡Qué ganas tengo de buen tiempo!

    ResponderEliminar
  12. Para nevadas las de antes, hablo el abuelo...

    ResponderEliminar